Comisión Europea > RJE > Legislación aplicable

Última actualización: 04-11-2009
Versión para imprimir Añadir a los favoritos

Legislación aplicable - Información general

EJN logo

Esta página está obsoleta. Está en curso de actualización y en breve estará disponible en el Portal Europeo de e-Justicia.


El juez no siempre aplica la ley de su propio país.

Cuando uno se ve involucrado en un litigio que contiene elementos no circunscritos a un único Estado, no basta con conocer el tribunal internacionalmente competente para juzgar el asunto; también es necesario saber cuál de las leyes presentes aplicará el juez para adoptar una decisión de fondo. Son las normas denominadas "de conflicto de leyes" las que determinan qué ley regulará una determinada situación internacional.

Con el aumento de los intercambios y desplazamientos en el mundo, existe un mayor riesgo de que un ciudadano o una empresa se vean involucrados en un litigio que presente un elemento internacional. Dicho elemento puede deberse, por ejemplo, a que las partes tienen distinta nacionalidad, no viven en el mismo país o celebran un contrato relativo a una operación económica situada en el extranjero. En caso de litigio, no basta con determinar cuál es el tribunal internacionalmente competente para juzgar el asunto (tema "Competencia de los tribunales"), sino que es necesario saber qué ley regula la situación de fondo.

En efecto, el juez no aplica siempre la ley de su propio país, conocida como ley del fuero, sino que puede también aplicar la ley de otro país estrechamente vinculado al litigio. Podemos poner como ejemplo a una pareja germano-italiana que ha contraído matrimonio en Portugal y reside actualmente en Francia. Supongamos que dicha pareja desea divorciarse y lleva el asunto ante los tribunales franceses. En teoría, podrían aplicarse cuatro leyes: la ley francesa, la ley portuguesa, la ley italiana y la ley alemana. Por esta razón, consideramos que estas leyes se encuentran "en conflicto".

El papel de las normas denominadas "de conflicto de leyes" es precisamente determinar qué ley debe regular tal o cual situación jurídica (contratos, accidentes, familia, sucesiones, regímenes matrimoniales, bienes, etc.).

Para la elaboración de estas normas, el legislador tiene en cuenta diversos factores, entre los que figuran, en particular, las legítimas expectativas de las partes y el principio de proximidad, que tiende a someter una situación jurídica a la ley del país más estrechamente vinculado a ella, así como la idea de que algunas partes, como los menores, los consumidores o los asalariados, merecen una especial protección.

Aunque las normas de conflicto de leyes están incluidas en la materia del derecho internacional privado, sólo tienen de internacional el nombre: tradicionalmente, cada Estado dispone de su propio sistema nacional de normas de conflicto de leyes. Pinche en la banderas de los Estados miembros para obtener más información sobre estas normas nacionales.

A nivel europeo, se han armonizado las normas de conflicto relativas a determinadas materias. Si desea saber más, pinche en el icono "Derecho comunitario".

También se han armonizado algunas normas de conflicto de leyes a nivel internacional. Para obtener más información sobre ellas, pinche en el icono "Derecho internacional".

ComienzoComienzo

Última actualización: 04-11-2009

 
  • Derecho comunitario
  • Derecho internacional

  • Bélgica
  • Bulgaria
  • República Checa
  • Dinamarca
  • Alemania
  • Estonia
  • Irlanda
  • Grecia
  • España
  • Francia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Hungría
  • Malta
  • Países Bajos
  • Austria
  • Polonia
  • Portugal
  • Rumania
  • Eslovenia
  • Eslovaquia
  • Finlandia
  • Suecia
  • Reino Unido