Recorrido de navegación

Respeto al medio ambiente

EMAS: predicar con el ejemplo

Desde 1993 las empresas europeas pueden evaluar, informar y mejorar su comportamiento ecológico gracias al EMAS (Sistema Comunitario de Gestión y Auditoria Medioambientales).El sistema se aplica desde 2001 a organizaciones tanto públicas como privadas y la Comisión tomó la decisión política de predicar con el ejemplo y aplicar a sus propias actividades el Reglamento EMAS.

En 2005, cuatro Direcciones Generales y servicios de la Comisión obtuvieron la certificación EMAS por el respeto al medio ambiente en sus actividades cotidianas.Son la avanzadilla de otros departamentos que en un futuro próximo seguirán el mismo camino.

Con esta certificación, la Comisión pasa a formar parte del creciente número de autoridades públicas europeas que luchan por una gestión más ecológica de los recursos y procesos, basada en los principios de sostenibilidad y desarrollo sostenible.

Más información...

Movilidad y transporte

Los edificios de la Comisión están ubicados en diferentes lugares.Sólo en Bruselas hay más de 50. Esto a menudo obliga al personal a desplazarse de un edificio a otro a lo largo del día para asistir a reuniones, etc. A fin de animar al personal a desplazarse por Bruselas de manera respetuosa con el medio ambiente (y, de paso, mantenerse en forma), los edificios de la Comisión cuentan con más de 200 bicicletas de servicio.Con ellas se efectuaron en 2004 más de 10.000 trayectos.

La Comisión tiene además acuerdos especiales con la empresa de transportes públicos de Bruselas (STIB/MIVB) que permiten viajar gratuitamente o a precio reducido en tres líneas especiales de autobús que cubren trayectos entre los edificios de la Comisión, el centro de Bruselas y el aeropuerto.De este modo los funcionarios se evitan desplazamientos innecesarios en automóvil.

Más información sobre nuestro plan sobre transporte para el personal de la Comisión en Bruselas .

Edificios de la Comisión

El Berlaymont, edificio emblemático de la Comisión, presenta desde su reapertura en noviembre de 2004 toda una serie de radicales innovaciones en materia medioambiental.Así, posee un sistema de recuperación de agua que utiliza el agua de lluvia para sanitarios y riego de plantas.También cuenta con un sistema de cogeneración a gas y con fotosensores de movimiento que permiten ahorrar energía apagando automáticamente la luz cuando no hay nadie en los despachos.

Desde 2004, nuestros reglamentos internos sobre edificios garantizan que cumplan criterios medioambientales tan estrictos como lo permita su mantenimiento permanente, criterios que también deben cumplir los nuevos edificios adquiridos por la Comisión.

Trabajar con nuestros vecinos

En nuestro trabajo y nuestra vida formamos parte de una comunidad más amplia.Por citar un único ejemplo, la Comisión colabora con el Gobierno federal belga y el Gobierno regional de Bruselas para recuperar el “barrio europeo” de Bruselas, que, con una combinación adecuada de edificios comerciales, residenciales y administrativos, puede volver a ser una zona viable, sostenible y animada para vivir y trabajar.

Como todas las organizaciones de la región de Bruselas con más de 200 empleados, hemos elaborado un ambicioso plan sobre transporte que anima al personal de la Comisión a limitar el uso del automóvil y, en su lugar, recurrir al transporte público, la bicicleta o caminar.

Preservar los recursos naturales

En los últimos cuatro años, la Comisión ha reducido a menos de la mitad el volumen de páginas que imprime anualmente.Al disminuir drásticamente la impresión innecesaria de documentos oficiales, el número de tiradas pasó de 220 millones de páginas en 2000 a 37 millones en 2003.Ahorramos unos 36 millones de páginas al año al no imprimir los anuncios internos de puestos vacantes, 50 millones gracias a una distribución más racional de las notas de información interna y otros 100 millones de páginas al año al dejar de imprimir la guía telefónica interna.

Desde 2003, las cafeterías y restaurantes venden toda una serie de productos con garantía de desarrollo sostenible y comercio justo.Cada edificio de la Comisión cuenta con cubos para el reciclado de recipientes de plástico y latas.

La Comisión recicla la totalidad de su residuos electrónicos.En Bélgica, los ordenadores se donan a la organización benéfica Oxfam Solidarité.En 2002 se reciclaron de este modo 12.000 ordenadores.

Commission civil service