Toma de decisiones

El procedimiento habitual de toma de decisiones en la UE se denomina "codecisión". Esto significa que la legislación de la UE debe ser aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo a partir de una propuesta de la Comisión.

En la toma de decisiones de la UE participan tres de sus principales instituciones:

  • la Comisión Europea , que representa los intereses de la Unión en su conjunto
  • el Consejo de la Unión Europea , que representa a los gobiernos de cada uno de los países miembros
  • el Parlamento Europeo , que representa a los ciudadanos de la UE y es elegido directamente por ellos.

En principio, corresponde a la Comisión Europea proponer nuevos actos legislativos y al Consejo, junto con el Parlamento, adoptarlos. Este es el procedimiento habitual de toma de decisiones en la UE, conocido como "procedimiento legislativo ordinario" o "codecisión".

En determinados casos, los actos legislativos pueden ser adoptados solo por el Consejo (tras consultar al Parlamento) o, más rara vez, solo por el Parlamento Europeo (tras consultar al Consejo). Es lo que se conoce como procedimientos legislativos especiales.

El Consejo y el Parlamento pueden delegar en la Comisión la competencia de adoptar actos no legislativos.

  • Por ejemplo, es posible que la Comisión necesite actualizar elementos no esenciales de un acto legislativo para adaptarlos a los avances científicos o a la evolución del mercado. En ese caso, el Parlamento Europeo y el Consejo examinan estos "actos delegados".
  • La Comisión también adopta medidas para garantizar que los actos de la UE se apliquen de manera uniforme en toda la UE. Son los denominados actos de ejecución. Los gobiernos de la UE examinan los actos de ejecución a través de un sistema que recibe el nombre de comitología.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 
Véase también
Ayúdenos a mejorar

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?