Supervisar la aplicación del Derecho de la UE

El Derecho de la UE es de dos tipos: “primario” y “derivado”. El Derecho primario se refiere, en particular, a los Tratados, que son la base de toda la actuación de la UE.

El Derecho derivado se deriva de los principios y objetivos establecidos en los Tratados y en él se incluyen los reglamentos, las directivas y las decisiones.

Los Estados miembros tienen la responsabilidad principal de la aplicación, correcta y dentro de plazo, de los Tratados y la legislación de la UE, y la Comisión supervisa la aplicación del Derecho de la Unión.

La Comisión puede intervenir siempre que un Estado miembro:

  • no incorpore las directivas de la UE a su ordenamiento jurídico nacional y no comunique a la Comisión qué medidas ha tomado, o
  • sea sospechoso de haber vulnerado la legislación de la UE.

Si no se llega a una solución en una fase temprana, la Comisión puede iniciar un procedimiento formal de infracción y, en su caso, llevar al Estado miembro ante el Tribunal de Justicia de la UE.

Elija fondo negro Tamaño normal Aumentar 200% Enviar a un amigo Imprimir

 
Ayúdenos a mejorar

¿Ha encontrado la información que buscaba?

No

¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?