Recorrido de navegación

Plan de consumo de fruta en las escuelas

La ayuda de los expertos

Las preguntas más recientes

¿Cómo puedo animar a mi hijo a comer más frutas y verduras?

A menudo, los niños se muestran reacios a comer frutas y verduras de manera espontánea y muchas veces prefieren el sabor de otros alimentos, como el de los tentempiés salados o dulces. Sin embargo, casi siempre comen lo que hay en casa.

En consecuencia, es importante cuidar las comidas que se sirven en casa y los tipos de tentempiés que se guardan en los armarios de la cocina.

Podemos darle algunos consejos para que sus hijos aprecien los alimentos saludables:

  • Asegúrese de que haya frutas y verduras en cada comida, e incluso entre comidas, de modo que comer estos alimentos se convierta en una rutina diaria.
  • Facilítele al niño la posibilidad de escoger entre varios tentempiés más sanos: tenga siempre frutas y verduras a punto para comerlas cuando quiera.
  • Haga que comer fruta sea más fácil y divertido. Por ejemplo, puede preparar una macedonia.
  • Finalmente, la mejor forma de animar al niño a comer frutas y verduras es que usted mismo las coma. Lo más normal es que los niños sigan el ejemplo de los adultos con los que conviven: si sus hábitos alimentarios son saludables, les estará transmitiendo el mensaje correcto a sus hijos.
Arriba

¿Por qué es tan importante el calcio?

El calcio es un nutriente clave para que los huesos estén fuertes y sanos. Por eso es esencial que la dieta de sus hijos incluya suficiente calcio, especialmente desde la infancia hasta la adolescencia. De este modo se asegurará de que sus hijos empiecen su vida adulta con buen pie y con los huesos lo más fuertes posible.

Es muy importante porque sabemos que el calcio óseo empieza a reducirse ya desde los primeros años de la edad adulta, lo que acarrea el riesgo de desarrollar enfermedades óseas, como osteoporosis, o que se produzcan fracturas debido a la debilitación de los huesos.

Le invitamos a repasar las recomendaciones sobre el consumo de calcio del Comité científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria:

  • De 1 a 3 años: 400 mg de calcio al día
  • De 4 a  6 años: 450 mg/día
  • De 7 a 10 años: 550 mg/día
  • De 11 a 17 años: 1 000 mg/día

Para poner un ejemplo, un yogur de leche convencional (200 ml) contiene unos 275 mg de calcio.

La leche y sus derivados son buenas fuentes de calcio  ̶ es el caso de los yogures o el queso, entre los que debería escoger las opciones bajas en grasa ̶ , pero también hay calcio en otros alimentos, como las verduras de hoja verde, por ejemplo, el brócoli y la col. Y no olvide animar a su hijo a realizar actividades físicas habitualmente, ya que también es vital para que sus huesos gocen de buena salud.

Arriba
×(*=obligatorio)


Security Image