Aviso jurdico importante
 
Dirección de contacto | Búsqueda en EUROPA  

Desarrollo Rural   ligne  

--> Desarrollo Rural 2014-2020

 

Política de Desarrollo Rural 2007-2013

El 56% de la población de los 27 Estados miembros de la Unión Europea (UE) vive en zonas rurales, y éstas representan el 91 % de su territorio; de ahí la vital importancia del desarrollo rural. La agricultura y la silvicultura siguen siendo decisivas para la utilización de las tierras y la gestión de los recursos naturales de las zonas rurales de la UE; pero, además, permiten diversificar la economía de las comunidades rurales. Por eso la política de desarrollo rural ha pasado a ser una prioridad general de la UE.

¿Por qué una política de desarrollo rural?

La Unión Europea tiene una política de desarrollo rural porque eso nos ayuda a alcanzar objetivos importantes para nuestro entorno rural y para quienes viven y trabajan en el mismo.

Las zonas rurales son un componente vital de la identidad y la estructura física de la UE. Más del 91% del territorio es "rural" (en la acepción más común del término), y en él reside más de un 56% de la población. Pero además, la Unión tiene en la extraordinaria variedad y belleza de sus paisajes – de la montaña a la estepa, de los grandes bosques a las extensas llanuras – uno de los rasgos que la caracterizan.

Muchas de nuestras zonas rurales afrontan grandes desafíos. Entre nuestras empresas agrícolas y forestales hay algunas que podrían ser más competitivas. En general, en las zonas rurales los ingresos medios per capita son menores que en las urbanas; el nivel de cualificaciones también es menor, y el sector de servicios está menos desarrollado. Por otra parte, el cuidado del medio rural tiene a menudo un coste económico.

Pero el campo europeo también aporta mucho. A él debemos las materias primas esenciales. Y a nadie se le oculta su valor como reserva de belleza, solaz y descanso para quien lo necesita. El campo es nuestro pulmón; en él se libra la batalla contra el cambio climático. Son muchas las personas que vivirían o trabajarían en áreas rurales si dispusieran de servicios e infraestructuras adecuados.

De ahí que la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo y la Estrategia de Gotemburgo para el desarrollo sostenible sean tan importantes para nuestro campo como lo son para nuestras ciudades.

La política de desarrollo rural de la UE pretende afrontar los desafíos de nuestras zonas rurales y liberar todo su potencial.
 

¿Por qué una política común de desarrollo rural?

En teoría, cada uno de los Estados miembros de la UE podría crear y aplicar su propia política de desarrollo rural. Pero ese planteamiento, en la práctica, no funcionaría. No todos los países podrían permitirse tener la política que necesitan. Además, entre los problemas de la política de desarrollo rural hay muchos, como la contaminación, que no se detienen en las fronteras nacionales o regionales, sino que van más allá, y la sostenibilidad medioambiental preocupa tanto a Europa como al resto del mundo. Sin olvidar los vínculos que la política de desarrollo rural mantiene con otras políticas europeas.

De ahí que la UE tenga una política común de desarrollo rural que, sin embargo, deja un grado considerable de control en manos de cada Estado miembro y región.

La política se financia en parte a través del presupuesto de la UE y en parte a través de los presupuestos nacionales o regionales de los Estados miembros.
 

Estructura de la política de desarrollo rural

Las normas básicas que rigen la política de desarrollo rural a lo largo del periodo 2007-2013 y las medidas a que pueden acogerse los Estados miembros y las regiones se contemplan en el Reglamento (CE) nº 1698/2005 del Consejo.

El Reglamento establece tres temas ("ejes temáticos") para la política de desarrollo rural de 2007 a 2013:

  • aumento de la competitividad del sector agrícola y forestal
  • mejora del medio ambiente y el entorno rural
  • calidad de vida en las zonas rurales y diversificación de la actividad económica.

Por motivos de equilibrio, los Estados miembros y las regiones deben repartir sus fondos para desarrollo rural entre los tres ejes.

Existe un requisito más: parte de los fondos deben destinarse a proyectos basados en la experiencia de las Iniciativas Comunitarias Leader. Este "enfoque Leader" del desarrollo rural se basa en proyectos muy individuales, creados y aplicados por los socios locales para resolver problemas concretos sobre el terreno.

Como ya ocurría antes de 2007, todos los Estados miembros (o las regiones, en caso de descentralización de estas competencias) deben elaborar un programa de desarrollo rural que detalle los fondos y su aplicación durante el periodo 2007-2013.

Una novedad en este periodo será el mayor hincapié en la coherencia de la estrategia de desarrollo rural en toda la UE. Tal es el objetivo de los planes estratégicos nacionales, que deben basarse en las Directrices Estratégicas de la UE.

Los objetivos son:

  • determinar los ámbitos en los que la ayuda europea al desarrollo rural aporta el mayor valor añadido para la UE

  • crear un nexo con las grandes prioridades de la UE (por ejemplo, las de Lisboa y Gotemburgo)

  • garantizar la coherencia con las demás políticas de la UE y, en particular, las de cohesión y medio ambiente

  • contribuir a la aplicación de la nueva Política Agrícola Común (PAC), orientada al mercado, y la reestructuración a la que necesariamente dará lugar, tanto en los antiguos Estados miembros como en los nuevos.


 

 

 

  ligne verticale  

Portada

Legislación deenfr

Seguimiento y evaluación deenfr

Zonas desfavorecidas deenfr

Empleo deenfr

Publicaciones deenfr

DOCUMENTACIÓN POR PAÍS en

horizontal line

Leader+

horizontal line

"Europe's rural areas in action: Facing the challenges of tomorrow", 16 - 17 October 2008, Limassol, Cyprus

Proceedings of the conference

horizontal line

Seminar "Ensuring Good management of Rural Development programmes 2007-2013"
Brussels, 28-29 September 2010
 


Agricultura y Desarrollo Rural I Comienzo

Última actualización: 18-04-2008