Aviso jurídico importante
   
  EUROPA > Comisión Europea > Agricultura > Desarrollo rural 2000-2006
Desarrollo rural   línea vertical  

La política de desarrollo rural y sus principios

En la actualidad, la agricultura europea tiene que hacer frente a nuevas situaciones y retos como, por ejemplo, la mundialización de los intercambios, unas mayores exigencias de los consumidores en materia de calidad, o la ampliación de la Unión Europea.

Estos cambios no sólo van a afectar a los mercados agrarios, sino que incidirán también en las economías locales de las zonas rurales. El futuro del sector agrario está estrechamente vinculado con el desarrollo equilibrado del territorio rural que, en la Unión Europea, representa el 80% del total. Evidentemente, se trata de un desafío de dimensión comunitaria, y la política agrícola y rural desempeñará un papel fundamental en la cohesión territorial, económica y social de la Unión.

En este contexto, la reforma emprendida con Agenda 2000 se hace eco de la evolución registrada en los últimos años, y paralelamente a la adopción de medidas de mercado y a la comprensión de las exigencias que plantea una agricultura europea competitiva, dicha reforma tiene en cuenta las diversas necesidades del mundo rural, las expectativas de la sociedad actual y los imperativos ambientales. Convertida en el "segundo pilar" de la política agrícola común, la nueva política de desarrollo rural trata de dar respuesta a las inquietudes que han ido surgiendo en los ámbitos mencionados, y en su calidad de elemento fundamental del modelo agrario europeo se propone establecer un marco coherente y duradero que garantice el futuro de las zonas rurales y contribuya al mantenimiento y a la creación de empleo.

Los principios fundamentales sobre los que se asienta la nueva política son los siguientes:

  • Constatación de la multifuncionalidad de la agricultura, es decir, de las diversas funciones que desempeña además de la de producción de alimentos. Ello implica el reconocimiento de la amplia gama de servicios prestada por los agricultores y el fomento de tales actividades.
  • Enfoque multisectorial e integrado de la economía rural a fin de diversificar las actividades, crear nuevas fuentes de ingresos y empleo y proteger el patrimonio rural.
  • Flexibilización de las ayudas al desarrollo rural basándose en el principio de subsidiariedad y con objeto de favorecer la descentralización, la consulta a escala regional y la concertación.
  • Logro de la transparencia en la elaboración y la gestión de los programas, gracias a una legislación simplificada y más accesible.

Una de las principales innovaciones de esta política consiste en el método adoptado, que persigue una mayor integración de las distintas intervenciones con objeto de garantizar un desarrollo armonioso del ámbito rural europeo en su conjunto. Dicho desarrollo gira en torno a tres grandes ejes:

  • refuerzo del sector agrario y forestal,
  • mejora de la competitividad de las zonas rurales,
  • preservación del medio ambiente y del entorno rural.
  línea vertical  

Portada

Antecedentes

Legislación

Publicaciones

Seguimiento y evaluación

Nuevos Estados miembros

INFORMACION POR PAISES

línea horizontal

Leader+
Leader+


Agricultura I Desarrollo rural I Comienzo